close
Categorías

¿Cuál es la diferencia entre vatios, lúmenes, luxes y grados Kelvin?

¿Cuál es la diferencia entre vatios, lúmenes, luxes y grados Kelvin?

Hasta hace unos años, la intensidad del haz de luz que podía emitir una bombilla se denominaba comúnmente en términos de vatios, la unidad de medida de la potencia por excelencia. Había algo extraño en eso, ¿no? Sin embargo, las pruebas empíricas parecían confirmar la tesis de que una mayor potencia correspondía necesariamente a una mayor "cantidad de luz". Hoy en día, con la llegada de la tecnología LED a nuestros hogares, este mito ha quedado desmontado y, precisamente por ello, el parámetro "Lumen" aparece en todos los catálogos de iluminación modernos. Pero, ¿qué es en concreto? ¿En qué se diferencia de Watt?

Descubrámoslo juntos a través de nuestra miniguía. Este es el resumen:

  1. ¿Qué significa Lumen?
  2. ¿Qué son los Vatios?
  3. ¿Qué cambia con la tecnología LED?
  4. ¿Qué indican los Kelvins?
  5. Cuidado con los lúmenes nominales
  6. ¿Qué son los luxes? ¿Qué diferencias hay con los lúmenes?
  7. Iluminación o ángulo de apertura

1. ¿Qué significa Lumen?

El lumen mide la intensidad de un flujo luminoso, ya sea artificial o natural. En términos sencillos, nos indica la cantidad de luz que emite nuestra bombilla y nos permite elegir el producto adecuado para nuestras necesidades, teniendo en cuenta factores como la altura sobre el suelo, la anchura de la parte iluminada e incluso el ambiente que queremos recrear. Existen principalmente 3 formas de indicar los lúmenes:

  1. lm/m = se suele utilizar para las tiras de LED u otros productos de longitud considerable e indica cuántos lúmenes por metro de longitud del producto se emiten. Por ejemplo, una tira de 1.200 lm/m emitirá 1.200 lúmenes por metro de longitud. Por tanto, con 5 metros de tira tendremos 6.000 lúmenes en total;
  2. lm/W = se emplea para la mayoría de los productos LED e indica cuántos lúmenes por vatio de potencia del producto se emiten. Este valor también indica la eficiencia de un producto. De hecho, cuantos más lúmenes pueda emitir un producto, mayor será su luminosidad para la misma potencia. Por ejemplo, una luminaria con 10 W de potencia y un rendimiento de 120 lm/W emitirá un total de 1.200 lúmenes, mientras que una con un rendimiento de 144 lm/w y la misma potencia de 10W emitirá 1.440 lúmenes, es decir, un 20% más que la luminaria anterior con el mismo consumo;
  3. lm = indica simplemente la cantidad de lúmenes emitidos en total por esa lámpara LED, y, por tanto, la luminosidad total de la lámpara.

2. ¿Qué son los Vatios?

Los vatios, en cambio, miden la "intensidad energética" de una fuente eléctrica, es decir, cuánta potencia necesita para funcionar y, por tanto, cuánto consume en términos de electricidad. ¿Cómo es entonces que se utilizó como sinónimo de lumen y, pues, para indicar la capacidad de iluminar?

En las tecnologías pasadas, especialmente la incandescente, cuanta más energía absorbía el dispositivo de iluminación, más brillante era, casi proporcionalmente, ya que la eficiencia de las lámparas halógenas era muy baja y las diferencias entre una marca y otra también eran mínimas. Por ejemplo, dos lámparas incandescentes, una de 60W y otra de 100W, emiten siempre unos 650 y 1300 lúmenes respectivamente. Hoy en día, se puede conseguir la misma cantidad de luz con LEDs con un consumo de energía (vatios) diez veces menor.

3. ¿Qué cambia con la tecnología LED?

Como se ha mencionado anteriormente, los LED se comportan de una manera completamente diferente: es imposible identificar una correspondencia directa entre la potencia y el número de lúmenes. De hecho, esta última varía en función de la calidad del producto, la eficacia luminosa, el uso previsto y el tipo de LED en cuestión. En general, con el progreso tecnológico galopante y la difusión de productos cada vez más eficientes en el mercado, asistimos a una disminución constante de la potencia en favor de un aumento de la luminosidad media de los dispositivos LED. Así, se reduce el consumo de energía y se aumenta la luminosidad. Una menor entrada de energía eléctrica también implica un calentamiento significativamente menor del cuerpo luminoso: por eso es posible tocar una lámpara LED después de horas de funcionamiento y comprobar que no está nada caliente, mientras que hacerlo con una lámpara halógena o de haluro metálico sería imposible.

4. ¿Qué indican los grados Kelvins?

Otro punto en el que suele haber confusión es el relativo a otra unidad de medida que verá aparecer en todas partes en nuestra página web y, en general, en todos los productos LED, a saber, el Kelvin (abreviado K). Este parámetro indica la temperatura y en el mundo de la iluminación se utiliza para expresar el tono de color de las luminarias.

  1. En la gama entre 2700 y 3500 K, tenemos un tono de blanco que tiende al rojo, definido como blanco "cálido", que comunica calidez y comodidad.
  2. De 4000 a 4500 K es el turno del llamado blanco "natural" o neutro, una tonalidad que intenta ser lo más neutra posible y replicar la luz del sol.
  3. Entre 5.500 y 6.500 K, el blanco adquiere un tono "glacial" llamado "frío" o blanco hielo.

Para saber qué temperatura de color es la ideal para su entorno, le sugerimos que lea nuestro artículo específico titulado "¿Qué tonalidad de luz debo elegir? ¿Cuál es la más adecuada?".

5. Cuidado con los lúmenes nominales

Hay que tener mucho cuidado para comprobar que los lúmenes indicados en el envase son los que realmente emite la lámpara. Por este motivo, recomendamos acudir a proveedores de confianza con buenas críticas (nuestra página web atrapatuled.es está entre las mejores de España, con más de 40.000 clientes satisfechos al año). Además, hay que tener en cuenta que en casi todas las antiguas lámparas incandescentes, halógenas, de halogenuros metálicos y fluorescentes de neón los lúmenes indicados son completamente erróneos.

A menudo, al encenderlas, se observa que estas lámparas emiten un 50% menos de lúmenes, lo que supone un gran problema, ya que la cantidad y la potencia de las lámparas se calculan precisamente en función de los lúmenes indicados en el embalaje. De hecho, si compara una lámpara LED profesional como las de nuestra gama Osram con un faro LED barato o con faros de tecnología antigua, verá que, para los mismos lúmenes nominales indicados en el embalaje, nuestros proyectores profesionales serán considerablemente más brillantes que la media y, por tanto, emitirán muchos más lúmenes reales.

6. ¿Qué son los luxes? ¿Qué diferencias hay con los lúmenes?

Los luxes y los lúmenes están estrechamente relacionados: los lúmenes indican la cantidad de luz emitida por una fuente, mientras que los luxes determinan la cantidad de luz presente en una superficie determinada. Un solo lux equivale a 1 lumen por metro cuadrado.

Evidentemente, los diferentes entornos necesitan diferentes intensidades y, por tanto, diferentes luxes.

Por ejemplo, una oficina debería tener entre 250 y 500 lux. Pero si se realizan trabajos de dibujo o de detalle en la . Las tiendas y supermercados también necesitan una iluminación importante que atraiga al cliente y realce el producto, por lo que no se debe bajar de 750 lux.

Así, podemos resumir que la principal diferencia es que el lumen mide el flujo luminoso emitido por la lámpara, mientras que el lux mide la intensidad de la luz sobre una superficie. Por tanto, una lámpara de 1000 lúmenes colocada a un metro de distancia proyectando todo su flujo luminoso sobre un espacio de 1 metro cuadrado iluminaría este lugar con 1000 lux, mientras que si se proyectara sobre un espacio de 10 metros cuadrados, lo iluminaría con 100 lux.

7. Ángulo de iluminación o ángulo del haz de luz

Un aspecto que a menudo se pasa por alto en la iluminación LED es el ángulo de iluminación o ángulo del haz, que es crucial para lograr el efecto deseado. El ángulo de apertura de luz indica cómo se proyectará la luz emitida por la lámpara y, por tanto, se difundirá en la habitación. Pronto estará disponible un artículo en el que se explicará cómo elegir el haz de luz adecuado en función de la altura del techo y de la distancia a la que se encuentra la superficie a iluminar.

Conclusiones

Este artículo le ha proporcionado una imagen precisa y le permitirá comparar los productos. Pero, ¿cómo saber cuántas lámparas necesitas en una habitación y cuánta luz necesita cada habitación o actividad? Es evidente que un dormitorio necesita menos luz que una cocina y que una fábrica necesita más luz que un almacén.

Pronto podrá encontrar en nuestra web un artículo que le permitirá entender cómo elegir el tipo de lámparas adecuado para cada habitación, decidir su potencia y la cantidad de lámparas, calculando la cantidad de luz que tendrá en la habitación de forma científica y rápida. Además, nuestro personal de iluminación está siempre disponible para asesorarle y sugerirle los productos perfectos para sus necesidades. Escríbenos a info@atrapatuled.es o contáctanos en el 868 300 616 y juntos encontraremos la solución inmejorable a los mejores precios del mercado.

Compartir

Otros Artículos

Decorar el árbol con luces de Navidad: ¿Cuántos LED se necesitan?
12
NOV
2021

Decorar el árbol con luces de Navidad: ¿Cuántos LED se necesitan?

Para algunos puede parecer pronto, para otros puede parecer que no pueden esperar a emocionarse y...
837 0
Leer más
Cómo hacer una guirnalda con luces de Navidad
15
DIC
2021

Cómo hacer una guirnalda con luces de Navidad

La guirnalda: uno de los símbolos típicos de la Navidad que puedes hacer en casa El mes de...
662 0
Leer más
close